La cueva

Letras & Poesía

Voces vienen y van,
las voces y los coches
llenan la ciudad.
Sufres, sigues ahí,
algo te detiene
y tienes que salir.
Antes de deambular
con la continua necesidad
de hallar algo
ni siquiera existía
la angustiosa realidad
de tu ser amargo.
Entonces abandonaste
la cueva
para sumarte
a una ciudad nueva,
al enjambre de zánganos
siendo oveja obrera.
Dime qué te ata,
una cuerda invisible que
no ves, no cortas
y tú arrastras la cadencia
de una triste derrota.
No vas a más
sin ir a menos
estatua de carne y sangre
desprovista de sueños;
a la marea de sinrazones
que componen tu tiempo
que ni entiendes ni compartes,
a la religión de lo nuevo,
lo inmediato, el yo lo tengo,
credo de apariencias, falsedades,
todo es miedo.
Pero las voces vienen y van
luces, voces, coches
llenan la ciudad,
sufres, sigues ahí,
nada te retiene
tienes que salir.

Ver la entrada original

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s