Inspiración

Letras & Poesía: Literatura Independiente

Cada vez que me llamas me pongo enferma. Me arden las venas, me palpitan las sienes, no puedo conciliar el sueño… Mis pensamientos se tornan en vasallos de tu presencia sin querer tener más razón de ser que la de tus propias vivencias.
Y ahora de nuevo rondas mi pequeña existencia, trastornando mis días para que me vuelva a colgar de tu mano e iniciar otra andadura sin saber hacia dónde. Pero te presiento.
A veces ansío tu tormento; te odio y me arrepiento; te busco y no te encuentro; te conjuro con un libro abierto, voyeur de tu paso en otros tiempos.
En entonces cuando decido no quererte más, reniego en tu ausencia, repudio tu carencia, preguntándome dónde estarás, convencida de que no volveré a gozar de la intensidad de tus idas y venidas y de no haberte sabido valorar.
Vete al infierno. No te necesito, me basta…

Ver la entrada original 92 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s