Quédate conmigo

Letras & Poesía: Literatura Independiente

Algunos llaman a nuestro amor añejo y yo les digo que eso es bueno, que significa que ha madurado con los años y es sereno. Que aún me recreo en tu rostro que acaricio con cuidado apartando el cabello revuelto por el viento y que pese a haber perdido su color aún tiene esos matices que me envuelven y en los que a veces me pierdo. Antes era del color del coñac, ¿recuerdas? Te decía que te bebería entera y de un solo trago. Ahora apenas me miras, perdida en un mundo que te aleja de mí dentro de este mismo cuarto. Te hablo y casi no contestas, diluida en un mar de recuerdos confusos cada vez más tormentoso. Y entonces por un instante regresas agitando tu melena, corriendo descalza por la playa, cantando nuestra canción favorita. Reímos de nuevo, apurando esos minutos hasta el último sorbo.

Ver la entrada original

Flor de un día

Letras & Poesía: Literatura Independiente

Vayámonos lejos

me dijiste

tan lejos que veamos diminuta

la rutina

donde nada tenga un halo

de resaca, de cansancio

de grisáceo atormentado

allí donde los segundos

se tornen abrazos eternos

y mágicos.

Vayámonos pronto

dijiste

pero tendrá que ser

rápido

podríamos perder el momento

y volvernos dos seres trágicos.

Sin teléfonos, sin portátiles

sin relojes

tu mano en mi mano

tornando así un triste cuarto

en el paraíso de dos humanos

que solo buscan calor

que solo buscaban algo

que les hiciese sentir el mundo

un poco menos amargo.

Ver la entrada original

Las sombras del olvido

Letras & Poesía: Literatura Independiente

Súbito y fugaz me asomo

al delirio de la fiebre que te asola

inconstante y traicionero

al compuesto de tu memoria.

Te esfuerzas en vano por retenerme

ordenar cronológicamente

escudriñando las fronteras

entre lo real y lo soñado.

Por un instante casi

el caos comienza a tomar forma

se disipa la tormenta

quien fuiste de nuevo asoma.

Y otra vez te absorbe el torbellino

donde todo pierde su lógica

donde el tiempo pierde su sentido

y el compuesto de tu memoria.

Ver la entrada original

La reunión

Letras & Poesía: Literatura Independiente

Hace ya algún tiempo que a mi cerebro le hace la corte un pensamiento que de entrada me parece absurdo. El problema es que esa misma idea que me ronda me tiene ganado el corazón, así que entre los dos se han aliado para que mi mente analítica les dé una oportunidad.

He decidido muy a mi pesar concederles en mi apretada agenda una cita para que me presenten su proyecto a ver si me convencen, y esta ha sido la situación en la que me he encontrado.

El corazón nervioso y totalmente
emocionado me ha presentado oficialmente su absurda idea de dejar mi casa, mi
trabajo, mi familia, mis amigos, mi club de golf, mi siesta de los sábados, mi
corte de pelo mensual desde hace quince años y algunas cosas más que no voy a
reseñar por mi pánico a las listas largas, para que me vaya a…

Ver la entrada original 279 palabras más

Confesión

Letras & Poesía: Literatura Independiente

Me declaro culpable

de querer demasiado

si he de cumplir condena

haz cadena de tu abrazo.

Me confieso la intrusa

de tu vida al asalto

si quieres detenerme

pon mis sueños en alto.

Me libero de la culpa

de haber sufrido por tanto

de robar risas al viento

y mil besos a tus labios.

Me declaro culpable

sin pedir nada a cambio

solo quise hacer libre

a un corazón castigado.

Me libero de la pena

de los puñales y llantos

te amaré

a corazón abierto

sin defensa

y sin reparos.

Ver la entrada original

El camino del éxito

Letras & Poesía: Literatura Independiente

Camino por el lodazal de la vida
con los pies descalzos
la llaga, la mugre, la sangre
eso llevo por zapatos.
Camino por hallar la gloria
esa que prometen a cambio
del sacrificio de tu tiempo
de la inversión de tantos años.
A cada paso que doy puedo
notar el crujir y el desgarro
mi alma se torna espesa
igual que ese sucio barro.
Ya nada me contenta
nada de lo que nos contaron
eso que nos haría triunfadores
tan solo nos ha hecho esclavos.

Ver la entrada original

Inspiración

Letras & Poesía: Literatura Independiente

Cada vez que me llamas me pongo enferma. Me arden las venas, me palpitan las sienes, no puedo conciliar el sueño… Mis pensamientos se tornan en vasallos de tu presencia sin querer tener más razón de ser que la de tus propias vivencias.
Y ahora de nuevo rondas mi pequeña existencia, trastornando mis días para que me vuelva a colgar de tu mano e iniciar otra andadura sin saber hacia dónde. Pero te presiento.
A veces ansío tu tormento; te odio y me arrepiento; te busco y no te encuentro; te conjuro con un libro abierto, voyeur de tu paso en otros tiempos.
En entonces cuando decido no quererte más, reniego en tu ausencia, repudio tu carencia, preguntándome dónde estarás, convencida de que no volveré a gozar de la intensidad de tus idas y venidas y de no haberte sabido valorar.
Vete al infierno. No te necesito, me basta…

Ver la entrada original 92 palabras más