Categorías
relato

Así comienza “La chica que vivió allí”

Comparto a continuación unos fragmentos del capítulo I de mi libro “La Chica que vivió allí”, concretamente el inicio de la historia. Así comienza la novela, si os gusta y os pica la curiosidad podéis encontrarlo en Amazon tanto en versión digital como en papel.

III

Categorías
Microrrelato relato

THE BROKEN DREAMS SHOP 💚

¿Y si les diésemos una segunda oportunidad a los sueños rotos? A los que una vez fueron nuestros o a los que antes nos eran ajenos.

20191227131252.jpg

Categorías
literatura relato

La chica que vivió allí

 

Sinopsis de la novela.

La asfixia de una chica de aspecto mediocre se ve amortiguada por la vida que imagina observando a través de su ventana, obsesionada con su amor platónico. Un día ocurre algo que lo cambiará todo arrojándola de golpe a una nueva realidad que jamás hubiera esperado. Su búsqueda de respuestas la llevará a aceptar trabajar en un club donde tendrá que aprender a desenvolverse. Allí conocerá a Leo, un cura nada usual y , en un ambiente de recelo y venganza, se desencadenará una serie de acontecimientos que cambiarán la vida de todos para siempre.

Con ilusión y agradecida os comparto la sinopsis y la imagen de la portada de esta pequeña historia que ha visto la luz estos días. Se trata de una novela corta que podéis encontrar en Amazon tanto en formato papel como electrónico. Si os apetece leerla os dejo el enlace, aunque con teclear en el buscador “la escritora cotilla” os saldrá a la primera. Agradecimiento especial al genial artista que ha creado la ilustración de la portada. Pronto os dejo un fragmento.

https://www.amazon.es/chica-que-vivi%C3%B3-all%C3%AD/dp/1671063929/ref=asap_bc?ie=UTF8

 

 

 

Saludos y buenas lecturas!

 

Categorías
Microrrelato

Postres

IMG_20191010_114427_439

Categorías
literatura Poesia

A mí no me gustas

Me preguntan si me gustas porque tu pelo negro cae ensortijado sobre tu frente mientras te observo pensar en tu mundo, ajeno.

Me preguntan si me gustas porque eres bueno, porque adoras todos y cada uno de mis vértices más feos, porque un día reconociste que jamás serías perfecto.

Me miras y me preguntas.

Y yo te contesto sonriendo.

Pero tú, tú no me gustas.

A mí me gustan los helados de fresa, el café recién hecho con aroma a canela, dormir en una cama de limpias sábanas frescas, pero no tú. No, tú no me gustas.

Siempre dices que la vida es muy simple cuando no se tienen dudas. Y por eso y otras cosas no puedo decir que me gustas.

Porque de alguien como tú no puede decirse simplemente “me gusta”. De alguien como tú podría decir “hace mis días mejores”, “a menudo me saca de mis casillas”, “es mi refugio”, “es equilibrio, es mi armonía”.

Porque decir que me gustas, amor de mi vida, sería como decir que el sol es solo una esfera que brilla o la poesía unas cuantas palabras bien avenidas.

Porque eres la marea que me agita.
Eres el buenos de mis días.
Y las canciones de mis rimas.