Del poder y no querer

Late en tus venas
un deseo insatisfecho
fuerte como la marea
que te inunda de miedos

Sabes que no podrás
dar de beber a tu cuerpo
ni comer de mi carne
ni rozar nada nuevo

Lo veo en tus ojos
lo noto en mi pecho
si fuésemos libres
sería otro el cuento

El espejo nos muestra
un pesar que ya es viejo
hermosa congoja
observar desde lejos